Las Pendejadas de Loret de Mola

October 23, 2008

Ayer mi amigo Insopor me enseñó este video:

Me sorprende por qué tan poca gente ha comentado sobre este asunto.

Y no es el hecho de que diga groserías al aire.
Tampoco el hecho de que sea ‘televiso’.
Ni que su léxico para ‘chavos’.
Ni las millones de veces que pensó en decir o no lo que dijo.
Tampoco se trata de exhibir a alguien que no sabe sobre lo que habla.

Sino de su postura de juez moralino, de censor público, de consejero de adicciones en cadena nacional y la forma en la que los medios hacen una guerra estúpida hacia un problema serio en nuestro país.

Loret: un poquito de criterio por favor. No digas pendejadas.

Advertisements

Así que quieres ir a ver a los Flaming Lips, ¿eh?

October 14, 2008


Los fans de los Flaming Lips se caracterizan por ser excéntricos, divertidos y ridículos. Manda una foto a buenosdias@ibero909.fm explicando por qué mereces ir gratis al Motorokr a ver a la banda de Wayne Coyne.
(Se un fan, pues)
Esta es sólo una pista para esos boletos.
Visita éste blog para enterarte de los demás pasos.
b.


Noticias que ‘abren boca’

October 14, 2008
En este momento preciso, lunes 13 de octubre de 2008, a las 7:09 pm en la Ciudad de México, éstas son las noticias que según la redacción de EL UNIVERSAL deben generar un debate.

Todo esto mientras:

  • El sistema capitalista ve su propio colapso y lo oculta en un acto cínico y desesperado.
  • La economía mexicana cae estrepitosamente de nuevo frente a otros mercados (que por cierto, también caen)
  • Los ricos se hacen más ricos y los pobres se hacen aun más pobres.
  • Los peones del gobierno federal y los del narco se agarran a plomazos en una ‘guerra’ hipócrita y ostentosa.
  • Una horripilante mujer regaló a los líderes de su sindicato coches ultracaros y ultracontaminantes con tus impuestos.
  • Una persona sale temerosa a la calle en donde vive por el miedo infundido por los medios y la situación económica que no mejora, (mientras tus autoridades se rascan la panza con tus impuestos).
  • La leche que probablemente tomarás mañana en la mañana será ‘adicionada’ con hormonas que aumentan el riesgo de cáncer, si es que tienes suerte de que sea leche.
  • Una familia busca desde hace 5 años a los culpables del asesinato de su hija, hermana, sobrina, madre en Cd. Juárez.

¿Les cae? ¿Un periódico de circulación nacional?
Mejor déjenle esos temas a los conductores petulantes y desinformados de Buenos Días, Santa Fe.


Publicidad

October 7, 2008

Este jueves, jueves, jueves, pongo discos con el -ya no tan joven- Sequeiros, hijo pródigo de Ibero 90.9 en el Paisaje América, cuna de hipsters y vida nocturna sudorosa en el Centro Histórico.
Me gustaría celebrar este jueves con ustedes, pongan el pretexto y yo la música.
Por cierto, mi amigo Homero de Antidomingo me regaló unas pulseritas para tener tragos gratis.
¿Quieren?
Dejen sus comentarios y vemos cómo le hacemos.


Naranjas que te ponen

October 4, 2008

Mi amigo el Poncho, de CrowdasDF me mandó un link interesante:

Sucede que en Florida, la tierra de los viejitos, lagartos, cayos y naranjas color naranja y jugosas como ellas sólas, un sujeto de nombre Irwin Nafonsky, que hace unos catorce años fue arrestado por portar una pipa hecha en casa, logró hacer naranjas con THC. Nafonsky tenía 16 años y la camioneta en donde encontraron la pipa fue decomisada por la policía.
Su padre Hugo, un reconocido bioquímico de la Universidad Estatal de Florida se recontra encabronó por lo del coche, y se encargó de que nadie más fuera arrestado por el crímen de portar parafernalia (como una pipa) en el soleado estado de Florida.
Su invento: ¡¡¡NARANJAS CON THC!!!


La historia completa la pueden leer aquí (inglés). Y si usted, querido lector, es bioquímico puede sintetizar la fórmula con unos simples pasos incluídos en el texto.

Y por si fuera poco: me topé con una banda blueserona hardrockera que se llama Orange Sunshine. Aquí la liga pa que la bajen, la escuchen y sean felices.


La cosa se sigue poniendo fea

October 4, 2008

Le dijeron la neta en su jetota al “presidente legal”, mientras él hablaba de la maravillosa libertad de expresión que vive el país con respecto al 40 aniversario de la matanza en Tlatelolco.

Y luego, amablemente los remitieron al Ministerio Público, por ejercer la libertad de expresión.


Las cosas siguen poniéndose rudas, rudas, rudísimas. Luego les cuento lo que realmente pienso de toda la campaña contra la inseguridad, los atentados y demás cotorreadas de nuestro gobiernazo, sigo maquinando el post.

Mientras tanto… pido un fuerte aplauso para Andrés Leonardo Gómez y Mario Virgilio Santiago Jiménez.


Al final resultó la misma mierda. Hasta físicamente son iguales

[vía]


We’re In This Together

October 3, 2008

Vaya explosión que ha habido en cuestión de ‘promotores’ e ‘impulsores’ de la escena independiente en los pasados años. Ahora si no traes una banda al país, descubres el próximo nuevo madrazo o tienes EL evento para este fin de semana estás enterrado. No cumplir con las expectativas de los hipsters se convierte en un pecado imperdonable.

Antes bastaba con escribir sobre alguien interesante en una revista o poner rolas chidas y distintas en el radio para comenzar a hacer ‘escena’.

Pero esa es harina de otro costal.

Me parece indignante la forma en la que traer conciertos se ha convertido en un pretexto para hacer billetes y no en una forma de difusión musical. Realizar un concierto es una actividad corporativa más que un esfuerzo por crear una cultura distinta e incluyente.

Claro que no podemos dejar a un lado la parte del negocio, sería fabuloso tener a unos cuantos mecenas que pagaran por que nosotros viéramos a nuestras bandas favoritas en vivo. Pero una cosa es hacer un negocio porque te interesa hincharte de varo los calzones y otra es la promoción de eventos culturales y de paso ganarte una lana por tu esfuerzo.

Y todo esto viene al caso por la forma en la que nos sentimos varios con respecto a la ‘conciertitis’ que vive la ciudad. Al menos yo ya no disfruto de ir a conciertos todas las semanas. Ya no saben ni a quién traer, pero cada dos semanas viene “EL EVENTO” que es igualito al pasado, con bandas igualmente insignificantes. Son fiestas con pretexto de conciertos, reuniones sociales que alimentan de palomitas a las listas de ‘bandas que HAY que ver’ de hipsters que consumen sin cuestionar.

Está bien que exista una ‘escena’, pero ¿en realidad valoramos todo lo que se presenta en los múltiples foros de esta ciudad? o lo que realmente estamos haciendo es consumir sin cuestionarnos de qué se trata el evento al que vamos.

Peor aun, cuando vienen bandas de mucho jale entre el público, los promotores enemigos ponen otro evento igual o más cabron unos días antes o después para que tengas que elegir. Eso si tienes suerte y no te lo ponen el mismo día como ha pasado en varias ocasiones. Hasta la mafia es más civilizada en ese sentido. Si van a hacer negocio con nuestros gustos musicales, que al menos se pongan de acuerdo para que todos ganen, que se sienten en una mesa y discutan lo que van a hacer. Pero lo que yo veo son prácticas monopólicas, es jugar a la mala, todos contra todos. Chingarse al otro a la mexicana, para que existan tres personas encargadas de decirnos qué ver, qué escuchar y a fijarle un precio.

¿Qué no estamos todos en el mismo canal? ¿A poco no escuchamos a x o y banda porque ya tenemos suficiente con el plástico de la “otra música”? ¿Qué no la naturaleza del rock es anti-establishment?

Me encanta escuchar cómo critican al mundo de la música “comercial” (toda la música es comercial, a menos que la regales y que toques gratis) y al mismo tiempo son parte de lo mismo. ¿O a poco no el negocio chingativo entre Televisa y TV Azteca se parece un poquito a lo que están haciendo CIE y otros promotores?

México es uno de los países en donde las bandas cobran más, porque el negocio ambicioso y egoísta de los promotores infla el precio de éstas.

Y entonces ya no tenemos conciertos, tenemos fiestas venidas a más, festivales pinches apoyados por marcas y carteles sin congruencia alguna, eventos en donde lo último que importa es la música. Música en vivo en lugares deplorables, precios elevadísimos en los boletos, y alimentos (que por cierto son chafísimas), tocadas por compromiso. La música que me gusta se ha convertido en un pretexto corporativo, en una forma de hacer dinero indiscriminadamente, la feria del inversionista y el regocijo del mercadólogo. Al que intenta hacer algo distinto, lo sabotean. Al que le apuesta a la música y no a otra cosa, lo chingan durísimo sin cuestionar la verdadera razón de esos eventos. (¿O no, Colmena?)

Y todos los fines de semana me preguntan: ¿vas a ir al concierto de (inserte nombre de banda idéntica a la del concierto de la semana pasada)? Y a menos de que realmente vaya a escuchar a la banda que quiero ver en vivo, o de que se trate de un gran espectáculo, o de plano una fiesta sumamente divertida, les digo que no.

Prefiero quedarme en mi casa escuchando el disco de una banda que sí me gusta.