Feliz 5 de mayo

May 5, 2010

Damas y caballeros, aquí tienen al mexicano más partemadres en la historia.

Lo siento Miguel, quedaste en segundo

… Y tiene un mensaje para tí, Jen Brewer (fuckin’ nazi cunt).

Ahí te va esta, Chuck Norris.

Advertisements

Don’t Spike the Jonze

February 17, 2010

Acabo de ver el trailer de una nueva película de Mr. Jonze. Se estrenó en Sundance, lleva por título I’m Here y es una colaboración que hizo con una marca noventera de vodka. Está estelarizada por un robot.

[Via: los malhablados de Vice]


Mostro

Ahora, una reclamación a las distribuidoras. ¡Queremos ver Where the wild things are! (Sí, amigo hater. Aquí tu comidilla hipster para que te atragantes.) No les bastó con traer doblada el Fantástico Sr. Zorro, igual que el bodrio de Nacho Libre. Vamos, no estamos en España, en donde les vale madres eso de que la voz y sus inflexiones son la mitad (+1) de una buena actuación.

De verdad… ¿quién va a ver estos bodrios?

Y luego se quejan de que la banda baja torrents…

Lo sentimos Lars, es el negocio.

En fin… antes de que lleguen los del ACTA por mí, los dejo con esta maravilla, uno de mis videos favoritos.

PD. Señores de las distribuidoras, dudo que lean este blog, pero al país le haría bien ver esta película. Háganlo por México.


Dark Side of the Flaming Lips (a primera escucha)

December 23, 2009

Mi primera descarga en la tienda de iTunes tenía que ser esta. Los Flaming Lips covereando uno de los primeros discos que marcaron mi vida. Se bajó rapidito y sin problemas. Primera sorpresa, el disco está firmado por The Flaming Lips and Stardeath and White Dwarfs With Henry Rollins and Peaches (un “and” más y no lo escucho, ja).

La portada me recuerda por alguna razón a Nirvana.

Play.

Primer track, el mítico latido del corazón. “Breathe”, espectacular, con el nuevo sonido que traen los Lips en Embryonic. Bajeo profundo y lo-fi, le da pie a “On the run”. Estos güeyes no se andan con mamadas. El disco está bien pensado. Va todo bien.

“Time” me recuerda a otro bien logrado esfuerzo por emular a Pink Floyd, toses, paneos… ¿tan rápido llegamos al reprise de “Breathe”? Se va como el agua, quiero más.

Fuck, fuck, fuck… Peaches cantando en “The Great Gig in the Sky”. Fuck. Peaches sabe cantar. Es un caos todo, un reverendo desmadre que suena increíblemente ajeno y familiar. Henry Rollins: “I never said I was afraid of dying”. No, yo tampoco he dicho eso nunca. Venga, la que sigue.

Ahhhh, caviar, lear jets y el bajo de Ivins sonando preciso. Protesta en cinco cuartos. Cinco cuartos mucho más barrocos que la de 1973, al mismo tiempo les falta esa dedicación pacheca que se escucha directo desde los estudios Abbey Road. Las voces suenan a través de un vocoder. Wayne Coyne invitó a la banda de su sobrino a grabar con ellos, es un jam pero bien orquestado. Alguien puso orden ahí, alguien definitivamente muy desordenado.

Calma distorsionada. “Us and Them”. Por alguna razón esta canción me da un poco de hueva al principio. Pero los ecos de Pink Floyd me enseñaron a escuchar los detalles en la música. Aquí no hay ecos, pero una constante en un sintetizador (¿o será un teclado viejo?) que hace que entre en un trance. “Forward he cried…” hay juegos con muchas voces de pronto. Eso es lo importante en un disco, que de pronto te sorprendan los detalles. No, no hay ecos pero soy fan. Es hermosa. Muy, pero muy cuidada y hermosa.

Prendo un cigarro. Un compañero.  El último de la cajetilla. Ni modo, ahí viene la parte más “colorida” del disco.

“Any Color You Like” es por mucho mi favorita del Dark Side de Pink Floyd. Tienen un buen reto aquí. Bien, empieza funky, llena de guitarras chillantes. Arreglitos minúsculos y el piano Rhodes con sonido giratorio. Una rola para lunáticos. ¿Y si  prendo otro cigarro?

Calma.

El lunático está en mi cabeza, y me gusta lo que me dice. Escucho las babitas, sí hay un delay. Quiero que mi vida tenga delay. Los lunáticos, y los lunáticos hablando como lunáticos están sonando en mis bocinas. Esto es vida. Sí. Un momento para dejar todo lo que estaba haciendo.

Y termina como debe ser. Piel chinita y toda la cosa. “Eclipse” sabiduría pura. Lágrimas. Latidos de corazón.

No hay lado oscuro de la luna, de hecho, toda está oscura.

¿Otra vez?

Va.

Los que logran hacer una buena reinterpretación de las obras maestras son merecedores de un embrujo. Vengan las brujas para los Flaming Lips. Bravo.


La redefinición del espectro visual

December 15, 2009

Continuando con la gustada sección: las reseñas que le piden a Baxter en Ibero 90.9, aquí está la que me tocó hacer para los discos del año. La lista completa la pueden consultar aquí. El texto es sobre el que -para mi gusto- es el disco del año. Al menos es el que más escuché y que a la fecha me sigue sorprendiendo. Al momento que escribo esto, no tengo el disco físico, eso ya dice mucho sobre él. (Se aceptan regalos navideños)

En fin, espero que sea de su agrado, apreciables lectores.

The Horrors – Primary Colours
Baxter

Abres la caja de Pandora, te encuentras con diez posibilidades, cada una de ellas ya está perfectamente delineada y clasificada en un lapso de tiempo. Todas se rigen bajo una misma imagen, como si fuera el reflejo de un espejo roto que arroja una instantánea por tema. Una fotografía en tonos sepia -fuera de foco- retrata siluetas oscuras y fúnebres. El título multicromático que nos recuerda que el verdadero terror se experimenta en vivo y a todo color, este discurso hace ver a Bela Lugosi como un mero recuerdo atrapado en el fondo del mar.
Un viaje.

Una travesía ultramarina en donde la constante es el sofocamiento, provocado por poesía cuasi adolescente y retroalimentación melódica que lograron en el estudio, apadrinados por un par de dañaditos: Chris Cunningham y Geoff Barrow. Las guitarras cambian de sonido, recuerdan y tributan a Kevin Shields (desde la fotografía que las contextualiza), los sintetizadores escapan pavorosos del cliché y al final no deja de ser música garage. No dejan de ser punks, y por supuesto, no dejan de ser románticos. Ahí el hilo negro de esa facha pasajera y olvidable del emo.
El segundo paso, probablemente el más difícil en la carrera de una banda de veinteañeros, fue logrado y con honores. Los ingleses hicieron historia que se cuenta sin pausas, sin descanso ni tanques de oxígeno. En el camino tocan fondo, se sumergen en la mierda para llegar a un final épico, memorable y que pide a gritos una repetición. Así, sí.

Primary Colours es uno de los primeros discos de la nueva década. Una década que pinta para experimentar, para acostumbrarnos a la crisis y aprender a vivir con ella. Tiempos oscuros para la sociedad, pero irónicamente los más brillantes para las mentes creativas. Solo así podremos sacar la cabeza del agua.


Mucho sudor

November 26, 2009

Así, con secuencias y pocos elementos del rock, también se puede rockear. Después de 20 minutos, todo es In A Gada Da Vida.

 

¿O no?